Domingo, 24 de febrero de 2019

Los santos y los problemas de la Iglesia

Santa Catalina de Siena

Nació en Siena en 1347 en el seno de una familia muy numerosa y murió en Roma en 1380. Su casa estaba próxima a la iglesia de santo Domingo, lo que sin duda influyó en el hecho de que a los 16 años entrara en la Orden Terciaria Dominica, formada por laicos, en su rama femenina. Aunque vestía el hábito blanco con manto negro de los dominicos, siguió viviendo con su familia, si bien con voto de virginidad (haciendo público, lo que ya había decidido en privado), dedicada a la oración, a la penitencia y al cuidado de los enfermos y necesitados. Hacia los 21 años comenzó lo que podríamos llamar su vida pública, una intensa actividad de consejo espiritual respecto a todo tipo de personas unida a una intervención directa en los graves asuntos que sacudían a la iglesia y a la sociedad de su tiempo. Fué canonizada en 1461. Su  doctrina está contenida en "El Diálogo de la Divina Providencia", en sus cartas (se conservan 381) y en una colección de Oraciones. Es co-patrona de la ciudad de Roma (Pio IX), Patrona de Italia (Pio XII), Doctora de la Iglesia (Pablo VI) y Co-patrona de Europa (Juan Pablo II).

Dotada de visiones místicas, es urgida por el Señor a dedicarse a la acción. Dulce y profundamente femenina no duda en exigir que los hombres, y aun las mujeres, se comporten virilmente frente al mal. Perfectamente consciente de la dignidad del papado, no duda en urgir a los Sumos Pontífices a seguir la voluntad de Dios. Fiel seguidora de la Iglesia a la que defiende con pasión, ésta aparece en sus visiones como una mujer desfigurada por la lepra de sus pecados. Fue, en definitiva, una testigo fiel de la que Dios se sirvió para iluminar la atormentada vida de la Iglesia de su época, influyendo en la vuelta de los Papas a Roma y luchando ardientemente en favor de la unidad de la Iglesia.

El siglo XIV

El siglo de la Peste Negra (especialmente virulenta entre 1346 y 1361) y de la guerra de los cien años (1337-1453) fue trágico para la Iglesia. Empezó con la humillación de Bonifacio VIII en Anagni por parte del rey francés. Siguió con el "Destierro de Avignon" (desde 1309 a 1377 los Papas residieron en esa ciudad a orillas del Ródano, pero técnicamente neutral, como posesión del reino de Nápoles) y terminó sin resolverse el "Cisma de Occidente" con (al menos) dos Papas simultáneos, cada uno al frente de una fracción de la Iglesia Católica.

En la tradicional lucha del imperio alemán contra el Papado, en este siglo fuertemente influenciado por los intereses franceses, Luis de Baviera acogió a los franciscanos "espirituales", que llegaron a afirmar como dogma que ni Jesucristo ni los Apóstoles tenían propiedades, saltándose pasajes enteros del evangelio.

Además surgieron dos predecesores de Lutero, el inglés Juan Wyclif (1320-1384) y el bohemio Juan Hus (1369-1415). Entre otras cosas, ambos estaban contra el Papado, cuyo prestigio no dejó de bajar a lo largo del siglo, y a favor de la libre interpretación de las Escrituras.

Algunas notas

Según santa Catalina la humildad es el punto de partida de la vida espiritual; al preguntar al Señor quien era Él y quien era ella recibe esta respuesta "Hija mía, tú eres la que no eres y yo soy el que soy". Luego matizaría que el demonio también quiere convencer al hombre de que no es nada, pero Dios le tiende un puente a la infinitud por medio de Jesucristo que el alma puede recorrer confiando en la misericordia y providencia divinas.

En sus escritos insiste en el valor de la verdad, siguiendo a santo Tomás de Aquino, pero su carácter afectivo encuentra mejor respaldo en el pensamiento de San Buenaventura.

La santa se mueve en un difícil equilibrio entre el respeto y cariño a la autoridad eclesiástica y una severa claridad. Así escribe al Papa. "Mi dulcísimo Padre "dolcissimo Babbo mio-, no debemos ocuparnos de los amigos, de los parientes, de los intereses temporales, sino únicamente de la virtud, del acrecentamiento de los intereses espirituales... Si hasta hoy no habéis sido bastante enérgico, os pido y quiero en verdad que en lo sucesivo obréis virilmente y sigáis con valentía a Cristo, de quien sois Vicario. No temáis, Padre, las borrascas que os amenazan". Poco antes le había dicho: "Deseo veros cual portero viril y sin ningún temor. Portero sois de las bodas de Dios, esto es, de la sangre del unigénito Hijo suyo, cuyas veces hacéis en la tierra; y por otras manos no se puede tener la sangre de Cristo sino por las vuestras".


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

CRECIMIENTO  ECONÓMICO  Y  AUTONOMÍAS

De vez en cuando, algunos políticos se deshacen en elogios al sistema autonómico, diciendo que ha permitido el gran crecimiento económico que hemos tenido en cuarenta años de democracia. ¿Qué hay de cierto en ello?

Por Paco MexiaLeer columna

El retorno de las palabras

"Volverán las palabras preteridas,nuestros labios otra vez a pronunciar,y otra vez nuestros oídos felizmente con gozo escucharán.Pero aquellas vilmente apadrinadas,traidoramente para nuestro mal;aquellas que con rabia soportamos y soñamos un día desterrar,aquellas que aprender nunca quisimosésas, no volverán".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Las familias? Mal, gracias

El consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, confirma que del Gobierno PP-Cs no sobrepasará en ningún caso las líneas rojas del progresismo. El PP y Cs se quieren progresistas y trendy. La reducción del aborto y la promoción de la natalidad quedan como monopolio de VOX.

Por Francisco J Contreras Leer columna

FALTA MOTOR

¿Es consciente este Gobierno andaluz de las esperanzas que se han depositado en él?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Decepcionante concentración en Oviedo

El sábado pasado, como muchos cientos de asturianos, asistí a la concentración celebrada en la plaza de España de Oviedo en la que se reivindicaba la unidad de España, la defensa de la Constitución y el cese de concesiones al independentismo catalán.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Laclau y Mouffe, profetas de la nueva izquierda

Laclau y Mouffe dicen que la izquierda debe dejar de apostar por los obreros y hacerlo por los “nuevos movimientos sociales”. Para Laclau y Mouffe, la esencia de la izquierda es el antagonismo, el conflicto, “que divide el espacio social en dos campos”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

El Evangelio en las Cinco Llagas

Fue una sorpresa escuchar el discurso de Serrano en el Parlamento de la tan cristiana Andalucía

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"¡Ito, ito, ito! ¿Está el PSOE contrito?"

El sublime verso con que titulo el presente artículo no es del todo original pues yo no sería capaz de llegar a esos excelsos y elevados niveles líricos; por eso confieso y repito, con toda franqueza, que el verso no es original sino que está inspirado en los pronunciados por el conjunto de ciudadanos que acudieron estos días ante las puertas del congreso andaluz y otros, a "celebrar" la ceremonia del cambio de gobierno resultante de las elecciones,haciendo gala de un carácter exquisitamente democrático y de un elegante ala par que delicado comportamiento.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo