Domingo, 21 de abril de 2019

elecciones europeas

¿Quo vadis, Europa?

Es sabido hasta qué punto los cristianos tuvieron parte en la reconstrucción material y espiritual de la Europa arrasada tras el final de la II Guerra Mundial. En aquellos años durísimos Europa pudo emerger no sólo como un conjunto de naciones definidas por la historia, también como un ideal de vida en común afirmado en sus hondas raíces cristianas, en la democracia y en la necesidad de desterrar para siempre los conflictos que por dos veces la habían llevado al borde de la aniquilación.

El pasado fin de semana, en el curso de la reunión sostenida en París por la plataforma prepolítica One of Us, uno de los ponentes hablaba de una doble imaginación de Europa, bien arraigada a lo largo de los siglos: la que busca la universalidad y el cosmopolitismo, y la que, por el contrario, enaltece el valor de lo pequeño y del propio terruño. En estos tiempos de globalización económica y cultural, esta última tendencia ha encontrado en la vigencia de la nación como ámbito idóneo para la expresión de la comunidad de ciudadanos que debe ser el Estado, un instrumento de enorme fuerza sentimental y política que oponer a la primera. Hoy Europa no se debate como hace ochenta años entre las ansias de dominio de ideologías criminales, pero no deja de tener problemas acuciantes que amenazan su futuro, desde la brutal crisis demográfica a la inmigración incontrolada o el islamismo, todos ellos ligados entre sí. En las elecciones europeas del 26 de mayo van a chocar dos formas muy distintas de enfocar y resolver estos problemas, hoy tan irreconciliables que pueden acabar destruyendo la posibilidad de un futuro común. Me pregunto si no será de nuevo el destino providencial de los cristianos el favorecer un diálogo entre las partes sobre la base de la común raíz judeocristiana de ambas imaginaciones en disputa. Pero esa raíz común, tan deteriorada por décadas de prevalencia del relativismo y las ideologías destructivas, debe ser reconstruida mediante la afirmación de los valores que, precisamente, One of Us ha proclamado en su manifiesto fundador: familia, vida, dignidad de todo ser humano, libertad de pensamiento, expresión y educación. En suma, promoción de "la vida humana en todas sus dimensiones, devolviendo la fuerza a los principios e ideales que dieron lugar al nacimiento y a la continuación de la civilización europea". Qué inmensa e inaplazable tarea.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

«ES MENTIRA QUE LA REPÚBLICA FUERADEMOCRÁTICA HASTA EL FINAL»

Son palabras del historiador hispanista estadounidense Stanley Payne, , doctor en Historia por la Universidad de Columbia, y que acaba de declarar en el periódico ABC .con motivo de la publicación de su nuevo libro La revolución española (1936-1939).

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

Sánchez espejo de retrógrados

El partido socialista de la época de Felipe González, Guerra, Múgica, Corcuera, Paco Vázquez, Javier Solana Ledesma, Leguina o Antonio Asunción y algunos más hizo un encomiable esfuerzo par civilizar el partido socialista e intentó acercarlo al ámbito socialdemócrata.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Una crónica desde Budapest

En Budapest se hizo patente una vez más la fractura moral entre la Europa occidental y la central-oriental. Cuando hablaban políticos checos o húngaros, se oían cosas que resultarían impensables en Francia, UK o España.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Vox y la economía

Hay que reconocer a Vox que es el único partido que, en España, se aparta de la manada socialdemócrata

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Patentes de corso

Tenemos a nuestra "sufrida" clase política y algunos comentaristas"adláteres" muy preocupados y revueltos estos días pues ha surgido unproblema a la vista de las próximas elecciones que les resulta imposibledejar pasar por alto pues ¡hasta ahí podíamos llegar!

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

EMBUSTEROS

Como conmemoramos el pasado día 21 el "Día de la Poesía", yo quisieracelebrarlo a mi manera publicando, aún exponiéndome a fuertes rechiflas y abucheos, una especie de poema (cuyo título y formato he antepuesto) de tema político a modo de lamento y reacción, que va dirigido a tantas y tantas personas anónimas y menos anónimas que se dedican con entusiasmocotidiano a "hacer la vida más llevadera a los demás", afanándose para ellocontinuamente, sin merma de esfuerzo y, sobre todo y principalmente, en provecho propio, siguiendo la conocida norma que reza: "La caridad bienentendida empieza por uno mismo".Bien, pues allá va el poema, dedicado

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Quince años después

Han pasado quince años desde que se cometiera en España el mayor atentado terrorista en Europa, con ciento noventa y dos víctimas mortales  y más de dos mil cuyas vidas fueron mermadas física y psicológicamente. Sería una burda canallada  centrar nuestros recuerdos de forma aséptica en una cifra de muertos.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Douglas Murray y la extraña muerte de Europa

Las argucias desplegadas para demostrar que Europa no puede sino resignarse a la inmigración masiva son muy variadas. El villano oficial seguirá siendo “la ultraderecha”, y el euro-progresismo seguirá entonando “We are the world, we are the children” hasta el final. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Brechas

No existe justificación social para el enorme montaje político y mediático español en torno al 8-M Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

SALVEMOS EL CARNAVAL

El otro enemigo, más sofisticado y organizado, se llama Dictadura. Publicado en La Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Fabricando problemas

Bueno, pues cuando nosotros creíamos que todos queríamos lo mejor y más justo para lamujer y lo mejor y más justo para los inmigrantes por poner un par de ejemplos de lostemas más llamativos, resulta que no, que no es así

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Están amañadas las encuestas del CIS?

a) Si quieren dirigir el voto hacia el PSOE
b) No los españoles se han vuelto "locos"

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo