Viernes, 19 de abril de 2024

toda la investigación en torno al atentado fue dirigida en contra de saber la verdad

Caso 11M: obertura para la deconstrucción de una nación

El tiempo desde entonces transcurrido ha hecho que, para la mayor parte de los españoles, se haya convertido en algo tan lejano que hasta les parezca anacrónica su mención ya que no hay nada mejor para la supervivencia que el olvido cuando de hechos de este cariz se trata. Para otra gran parte de ciudadanos, bien por su corta edad o porque aún no habían nacido, hará que lo perciban como un hecho histórico más, ajeno a su realidad presente. Actitudes completamente equívocas, ya que las consecuencias del mismo las estamos sufriendo hoy.

Porque lo cierto es que el que fuera el mayor y más sangriento atentado de la historia en nuestra nación  fue seguido de inmediato por la indignidad más flagrante de prácticamente todas las instituciones, medios y partidos políticos que "consciente o inconscientemente, calculadores sobrepasados u oportunistas- se pusieron con celeridad al servicio de la verdadera finalidad de la masacre, que no era otra que inducir y propiciar el cambio de Régimen del 78. Finalidad que algunos fueron incapaces de ocultar el mismo día de la masacre: "Esto merece una reflexión sobre la política antiterrorista, sobre el futuro" -declaraciones en la SER, la mañana del 11M, de Jonan Fernández, miembro del grupo  abertzale Elkarri;  o : "El tiempo nuevo, un cambio de página, esta vez tiene que ser posible con una política mayor" Iñaqui Gabilondo, 11.35h del 11M.

 Con este caldo de cultivo de muerte y pánico, cocinado con precisión  de expertos dentro y fuera de nuestra nación y servido hábilmente a los ciudadanos contra el gobierno del PP mediante el instrumento más propicio de  "queremos saber la verdad", se cumplió el objetivo primero y fundamental para poder llevar a cabo un primer paso mediante un cambio propicio de gobierno.

Para afianzar la marcha del proyecto fue necesario que toda la investigación en torno al atentado fuera dirigida en contra de saber la verdad. Para ello el propio gobierno en funciones del PP, en un procedimiento absolutamente irregular,  tardó  apenas cuatro días en ordenar la destrucción de todos los trenes implicados en las explosiones, así como la de todos los efectos personales de las víctimas. Eliminadas las pruebas del arma homicida, se inició un esperpéntico proceso -entre casuales apagones de cámaras de vigilancia en momentos críticos -del análisis de insignificantes muestras milagrosamente encontradas, en los que se dictaminó la falsa presencia del explosivo convenido para consolidar el engaño. La cascada de pruebas falsas, de bulos de terroristas suicidas, culminó con la aparición de una mochila fantasma que, no estando preparada para estallar, sí lo estaba para conducir a unos supuestos autores materiales del atentado, y ello a pesar de contener metralla, no encontrada en ninguno de los cuerpos de las víctimas. Presuntos suicidados fueron designados como autores materiales del crimen tras esperpénticas actuaciones policiales, a los cuales no se les practicaron las autopsias preceptivas vulnerando los protocolos de la ley de enjuiciamiento criminal.

Fue imprescindible una justicia sometida al poder fáctico  como culminación de los despropósitos, con una instrucción funesta, colaborando en la ocultación de la verdad, admitiendo declaraciones de imputados por falso testimonio - los cuales fueron posteriormente condecorados con la Medalla al Mérito Civil por el que sería el siguiente gobierno del PP en la alternancia electoral. Ello culminó con una sentencia peregrina, sin autores intelectuales ""No lo hemos indagado, yo no lo he indagado. ¿Quién le da las ideas de atentar así? Pues no lo sé" (Palabras del juez instructor  7-3-2014) - y con autores materiales suicidados o señalados por lo testigos imputadas por falso testimonio o por falsas pruebas de la falsa mochila de Vallecas. Pero según el juez Gómez Bermúdez, que presidió el tribunal  del 11M, los ciudadanos necesitábamos su proteccionismo ya que "Hay cosas tan graves en el 11M que por ahora es mejor que no se sepan" .

Es más, no solo "por ahora" sino que a los organizadores  nunca les convendrá que lo sepamos ya que este atentado, en el contexto de una revolución de guante blanco, fue la llave particular que abrió las puertas a la desestructuración de España como nación, de la familia como entidad fundamental de una sociedad con valores cristianos y de la libertad del individuo,  así como a otros excesos distópicos entonces impensables. Pero una vez que el engaño había suplantado con éxito a la verdad, que se había logrado el adocenamiento de la ciudadanía mediante la mentira, había que seguir progresando en la inoculación del miedo mediante otras amenazas y otras mentira, esta vez en forma de virus jamás aislado conducente a prolongados aislamientos forzosos inconstitucionales   o a imposiciones de terapias experimentales en un nuevo ensayo de restricciones de libertades. Y al igual que en los atentados, el mero hecho de plantear dudas razonables sobre los mismos, ahora hacerlo sobre el Sars CovII o las "vacunas", ha sido y es objeto de señalamientos simplificadores y estigmatizadores por parte de muchos voceros, tachándolo de "conspiranoia".

Disgregación y caos primero para luego recomponer una sociedad adiestrada, domada, uniformizada, controlada y dependiente de estructuras paternalistas y tiránicas, capaces de todo si te sales del carril y no recuerdas el pasado salvo como te lo han escrito.

En esta nueva fase parecen estar empeñados a fondo  prácticamente todos los partidos parlamentarios salvo alguna honrosa excepción. Desde aquellos que habiéndose cambiado de siglas al haber sido ilegalizados  gracias a la Ley de Partidos, han adquirido la categoría de socios del Gobierno de la nación que quieren destruir.  Pasando por el partido socialista, que marcadamente radicalizado y amparándose en otros de esa naturaleza, preside el nuevo Gobierno encabezado por un personaje que como empedernido ególatra y fiel siervo de sus amos pone todo su empeño en ser el protagonista que alcance el objetivo final del proceso iniciado un 11M. Y finalizando en un Partido Popular, simulacro del que alguna vez fue- o no- y que habiendo sido el que políticamente experimentó  las consecuencias de aquél atentado, se ha sumado al proyecto diseñado para el que se produjo la masacre. ! Qué increíblemente anacrónicas suenan ahora aquellas palabras pronunciadas por Aznar el 23-3-2004! "Hay gente muy interesada en que nos avergoncemos de no ser socialista. En que seamos una opción consentida y tolerada sólo si no pretende ser algo más que un satélite", o el 24-3-2004" "No debemos transmitir mensajes confusos, mensajes que hacen creer a la gente que tenemos que hacer concesiones a los que nos piden que nos arrodillemos ante sus bombas.. Cuando los terroristas, con su mensaje de muerte y destrucción, han exigido que nos rindamos. Ceder ahora sería crear un precedente peligroso que permitiría creer a los que nos atacan que nos han impuesto sus condiciones. Permitiría a los agresores creer que han ganado". Era prioritario este  aparente giro del "nuevo" PP, para ser admitidos con honores en el club  del Nuevo Orden Mundial o El Tiempo Nuevo, ya que  sus paradas estratégicas de inactividad para llevar a cabo el proyecto - cuando relevaban al PSOE en el Gobierno -, aunque  necesarias para mantener todo lo que el gobierno anterior había conseguido, impedían el adecuado avance requerido, para llegar con éxito a la fecha que la agenda marca 

De esta forma, después de 19 años de haberse perpetrado la mayor masacre en la historia de nuestra nación " con la finalidad de poner patas arriba el marco de convivencia creado por la Constitución del 1978, incluyendo la claudicación ante los independentistas, la degradación de todas las instituciones, la perdida de la libertad  individual y como Nación Soberana, junto al deterioro moral impuesto " comprobamos que son ahora, todos los partidos políticos de entonces, los que con la ayuda de sus terminales mediáticas y todas las instituciones secuestradas por ellos mismos, apoyan la finalidad  para la que con gran probabilidad fueron  diseñados, ejecutados y falsamente cerrados los atentados del 11M.

El año que viene el caso habrá prescrito ¿Dejaremos triunfar a los criminales que asesinaron y destruyeron  a nuestros compatriotas, alteraron el rumbo de nuestra Historia, mermaron nuestras libertades  y nos conducen a la ruina moral y económica?


Ana María Velasco Plaza




Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

¿Son los derechos humanos una idea tóxica?

Occidente no perdió el rumbo en 1776, sino en 1917 y 1968.

Por Francisco J Contreras Leer columna

San Fernando: el rey y el gobernante

Sólo el advenimiento de los Reyes Católicos, y el resultado de su prodigiosa obra, pudo superar, andando el tiempo, esa primacía en la memoria de los castellanos. Pero para ello hubieron de pasar casi doscientos cincuenta años Publicado en El Debate

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Goma 2 Eco asturiana ¡y ya vale!

Cabe resaltar aquí lo afirmado por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional: "En definitiva, da igual el explosivo que se utilizara, lo cierto es que todas las pruebas apuntan a que estos personajes fueron los que cometieron ese atentado y la trama asturiana proporcionó los explosivos" (sic).

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿Por qué no una Europa gaullista?

El papel rector de la Comisión Europea —que concentra todo el poder ejecutivo y gran parte del legislativo de la UE, pero no responde ni ante los Gobiernos nacionales, ni ante los ciudadanos europeos ni ante el Parlamento Europeo— es el principal instrumento de ese proceso de supranacionalización   Publicado previamente en LA GACETA

Por Francisco J Contreras Leer columna

Prescripción del 11M, humillante final de una nación

No sé si las palabras del juez ponente del proceso del 11M -"hay cosas tan graves en el 11-M que por ahora es mejor que no se sepan"- están ahora más en vigor que nunca antes. 

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

FELIZ NAVIDAD

Un año más enviamos nuestra felicitación navideña a nuestros lectores

Por Editorial Leer columna

LA PROPOSICION DE LEY DE AMNISTIA Y NUESTROS DIPUTADOS

A propósito de este acuerdo vienen a la memori las palabras de San Agustín en La ciudad de Dios, si no se respeta la justicia, ¿Qué son los Estados sino grandes bandas de ladrones?. 

Por José Luis LafuenteLeer columna

¿Somos todavía una nación?

Las naciones no son entes abstractos sino productos de la historia y, como tales, objeto de construcción o destrucción

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Chile: lecciones de septiembre del año 1973

  La actitud del Partido Socialista chileno hacia la democracia era en los 60 y 70 la misma que la del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Francisco Largo Caballero desde 1933: la democracia podía interesar como instrumento o puente hacia la dictadura del proletariado.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

CUANDO LOS TRIBUNALES SON INDEPENDIENTES Y RESPONSABLES  

En Asturias, la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia en sentencia 620/2023, de 29 de mayo, dictada en el recurso PO 791/2022, ha estimado el recurso formulado por el Arzobispado de Oviedo impugnando el Decreto 60/2022, de 30 de agosto.

Por José Luis LafuenteLeer columna

La ciencia y el cristianismo

La edad media no fue tan oscura como nos han contado, y menos aún para la ciencia

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Encuesta
¿Logrará la ciudadanía frenar la ley de amnistía?

a) no, el gobierno lo tiene todo "bien atado"
b) sí, la fuerza del pueblo es imparable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo