Lunes, 27 de mayo de 2019

en torno a la manada

Amor cortés

El asunto de la Manada y sus derivas es uno de esos episodios que oportunamente nos advierten que este mundo está dejando de ser nuestro mundo para convertirse en algo que no nos apetece nada habitar.


Saben ustedes, lo que hoy nos aplasta con su sordidez y miseria moral, de la que nadie se atreve a hablar, como si el simple consentimiento femenino pudiera absolver todo lo demás, fue en tiempos de barbarie el pan nuestro de cada día. Tiempos en los que las relaciones eróticas entre hombres y mujeres se resolvían mediante la compra de esclavas, la violación, el rapto, los arreglos entre clanes y un largo etcétera de abusos. Y conviene recordar que en medio de ese marasmo abyecto, sólo la Iglesia con la afirmación radical de la dignidad del matrimonio y la necesidad del consentimiento y la libertad de las partes, a pesar de todos los condicionantes imaginables, fue capaz de poner un valladar a la violencia y los excesos.


Y sólo una vez asentados esos principios sobre fundamentos morales de los que hoy se dimite, pudo la sociedad occidental, a partir del siglo XII elevar el exquisito edificio que en nuestra civilización ha sido el erotismo entre hombre y mujer. Una conquista cultural a punto de desvanecerse ante la nueva barbarie que en cincuenta años ha sepultado el inmenso avance que en su momento supuso el cortejo, la espera, la aceptación, la entrega paulatina y recíproca, la consumación y el goce compartido, a veces sublimado con la castidad heroica que en algunas imágenes y relatos medievales se representa mediante la espada que separa en el lecho a los amantes desnudos. Y aún falta el sello de toda esa refinada conquista que es el beso de amor en los labios, invención erótica de aquel tiempo, mera traslación del beso feudal que el señor y el vasallo intercambiaban durante el homenaje. Eso sí, con la notable y fundamental peculiaridad de que en todo ese acercamiento progresivo entre el hombre y la mujer es ésta la que asume el papel de señora y el varón el de vasallo que se entrega y rinde obediencia y lealtad.

Aquel descubrimiento, aquella gentil hazaña compartida sin parangón en ninguna otra civilización, hizo posible un mundo abierto a la dignidad femenina y basado en una moral superior. Todo lo que hoy sórdidamente se desvanece ante nuestros ojos arrollado por el triunfo de la pornografía y su repugnante imagen del sexo.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

OVIEDO NO SE PUEDE RENDIR

El frente popular quiso acabar con Oviedo por dos veces de manera violenta dado que en aquellos tiempos lo jerarcas comunistas como Stalin pensaban que el marxismo debía imponerse a sangre y fuego.

Por Togas y Dignidad Leer columna

EXTRAÑO CLIMA ELECTORAL

Hace poco tiempo asistimos al inesperado espectáculo, no detectado por la encuestas a las que además todos habíamos creímos, de la derrota de la izquierda radical en su bastión más pétreo, Andalucía.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Valls y VOX

Enmanuel Valls tiene una actitud frente a VOX altamente preocupante.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL REGISTRO HORARIO Y SUS FINES

Entra en vigor la obligación de llevar un registro diario de la jornada laboral de los trabajadores

Por José Luis LafuenteLeer columna

DE  ELECCIONES  Y  REVOLUCIONES

Ya  la semana pasada escribí acerca de las elecciones. Como hay, a lo largo de la historia sucesos revolucionarios no ajenos a convocatorias y resultados electorales,  me permito en esta ocasión, algunos comentarios en torno a aquellos.

Por Juan J. RubioLeer columna

El gran sepelio

El efecto deseado y obtenido no es otro que la mera identificación del Estado democrático con el PSOE   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

CUANDO LAS MUJERES RENIEGAN DE OTRAS MUJERES

El autor de Comunistas, judíos y demás ralea, Pío Baroja, en su otro libro que tituló Desde el exilio, dice, refiriéndose a Pilar Primo de Rivera: «esta mujer admirable».

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

A  PROPÓSITO DE ESTAS ELECCIONES

… Ya "creo recordar- que el gran dramaturgo nórdico H. Ibsen ponía en boca de su protagonista en El Enemigo del Pueblo, aquella frase de  <<…la mayoría nunca tiene razón>>.  Incluso llegó a apuntar don Henrik en boca su alter ego, el protagonista doctor Stockman, que la misma podría atentar contra la propia razón y la mismísima democracia.

Por Juan J. RubioLeer columna

Vox y las expectativas

Llega la hora de consolidar los éxitos en un ámbito tan fundamental en España como es el poder municipal Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Eutanasia para el PP

Probablemente no caben tres partidos en la derecha, y al menos uno de ellos va a desaparecer a medio plazo. Debería ser el PP, su tiempo se ha cumplido   Publicado en Libertaddigital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sonrisa verdadera es el lenguaje de la seguridad

Comprendo y comparto el cabreo y temores del autor del último artículo aquí publicado, por haber  ganado las elecciones el personaje más mentiroso del escaparate, tan manipulador y suertudo como indigente intelectual, ambicioso y dañino para la unidad de España y para la libertad de los españoles.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Encuesta
¿Cree como circulas por las redes de que hubo pucherazo?

a) Si el PSOE ya demostró que es capaz de cualquier cosa por mantenerse en el poder
b) No el pueblo español tiene unas miras muy cortas y es incapaz de preever lo que le espera

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo