Viernes, 24 de enero de 2020

In memoriam

Agustín Costa, un hombre de bien

He tenido la suerte de ser amigo del Profesor Agustín Costa durante los últimos años. Aunque le conocía desde mucho tiempo atrás,  empecé a tratarle con asiduidad a partir del 2006, año en que fundamos con otros compañeros la Asociación de Profesores Universitarios "Santa Catalina". Nuestra relación se estrechó aún más al empezar a colaborar con su Grupo de Investigación unos tres años después. Hoy, tras su perdida, que tanto nos ha afectado, quisiera recordar algunos detalles de su vida científica, religiosa y familiar

            Hay cinco criterios para conocer la valía de un científico: publicar (mucho) en revistas de prestigio, ser invitado a impartir conferencias en el extranjero, recibir alumnos extranjeros en el propio laboratorio, formar personas que posteriormente ocupan puestos de relieve y, finalmente, hacer aportaciones relevantes a la sociedad. Aunque Agustín sobrepasó ampliamente la media en los cuatro primeros puntos, donde destacó con luz propia fue en su capacidad para lograr que su investigación redundara en beneficio de sus semejantes.  En la mente de todos está el difícil record de crear en Asturias cuatro empresas "spin off" con ideas y personas salidas de su entorno.  Una de ellas forma ya parte de la multinacional Metrohm  y otra está a punto de lanzar al mercado mundial un aparato portátil para detectar la enfermedad renal. A sus colaboradores nos ha dejado en herencia, entre otras cosas, el empeño en desarrollar un método barato y eficaz para detectar precozmente la celiaquía.

            Agustín frecuentaba los sacramentos. De ellos y de las oraciones de sus innumerables amigos sacaba fuerzas para capear las contrariedades de la vida, las numerosas dolencias que le fueron aquejando y, sobre todo, para afrontar con valor y serenidad el cáncer que, al final, acabó con él. Muchas veces comentamos las grandes intuiciones de san José María, otras veces me descubría la figura de Monseñor Álvarez del Portillo, otras, en fin, era yo el que le hacía participe de mi profunda preocupación por la situación actual de la Iglesia en general y la de España en particular.

            De su familia conozco sobre todo a su mujer Nori, admirable por tantas cosas. De sus hijos me contaba sus éxitos y sus maneras tan diversas de afrontar la vida. Pero cuando realmente disfrutaba era hablando de sus nietos, que le admiraban profundamente. Uno de ellos le preguntó recientemente ¿Qué tengo que hacer para ser como tú?

            Generoso con todos, perdonó siempre a los que le hicieron pasar malos ratos, tremendamente eficaz en el trabajo y siempre preocupado por los demás, nos ha dejado antes de tiempo, con una estela de buen cristiano, que es lo que siempre quiso ser.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Soldados de plomo

Vanidad viene de vano y vano significa vacío.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Las amistades peligrosas

Este tipo de "amigos", que florecen como hongos para aprovecharse de todo lo que brinda el poder y su aparato, a las primeras de cambio, y cuando hay cierto tufillo a corrupción,  suelen dar la espalda y ahí te quedas.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A lomos del Phantom viene(Romance)

A lomos del Phantom viene Pedro Sánchez el doctor y a su grupa sonriente Begoña cantando un son.

Por Juglar GasparLeer columna

El conservadurismo de Roger Scruton

Espero que Scruton haya entendido ya que su combate por la verdad, la belleza y la justicia era algo más que un aplazamiento salisburyano de la victoria final de la nada Publicado en Libertad digital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La tormenta del celibato

"El celibato de los sacerdotes es indispensable, no puedo callar", ha escrito el gran Benedicto XVI Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El castellano y el bable

Como ya saben, algunos pretenden imponer el bable como "llingua oficial ya".

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Estrellita

Un relato infantil, como remanso de paz ante tanto disparate generalizado.

Por Covadonga Garcia-Herrero PrietoLeer columna

Puros e impuros

Ver la paja en el ojo ajeno...

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Anne Applebaum, Pablo Iglesias y los crímenes del comunismo

Ya hubo dos ministros del PCE en 1936-39: Vicente Uribe y Jesús Hernández Tomás, sin contar que el PSOE de Largo Caballero era prácticamente comunista. Pero se trataba de una España en guerra y dividida. Ahora será la primera vez que participen en un gobierno con autoridad sobre todo el territorio nacional. La ocasión merece una reflexión sobre lo que ha representado históricamente el comunismo. Publicado en Actall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Llamamiento a la acción

Hay mimbres para organizar una respuesta social y política que arranque a España de las manos de sus enemigos Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Políticos ignorantes, o mentirosos

Como ya sabrán, Ángel Víctor Torres Pérez, secretario general del PSOE canario, y actual presidente de la comunidad desde julio del pasado año 2019, refiriéndose a unas declaraciones de Santiago Abascal en el Congreso de Diputados sobre Juan Negrín López, dijo que tales palabras de Abascal eran "irritantes"

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Encuesta
¿Inducirá el nuevo gobierno una nueva quema de iglesias como prometieron miembros de Unidas Podemos?

a) No lo hará, quedaría desprestigiado ante Occidente
b) Enseguida quieren aplastar a sus enemigos y la Iglesia es el principal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo