Miercoles, 02 de diciembre de 2020

 observaciones al margen 

A propósito de Santa Sofía

El interés que suelen despertar los asuntos culturales, y no digamos los religiosos, en redacciones y lectores es perfectamente mensurable: está a varios años luz de lo que suscitan los amoríos de toreros maduros y floreros recién salidos de las manos del alfarero. Por eso me ha parecido un pequeño signo de salud, una muestra de que quizá no esté todo del todo perdido, la moderada pero sensible reacción que se ha producido en Occidente por el anuncio de la intención del Gobierno turco de cambiar el estatus de Santa Sofía, en Estambul, de museo a mezquita.

Como es archisabido, la apoteósica Santa Sofía, corazón espiritual del cristianísimo imperio que llamamos bizantino -aunque nunca se empleara esa expresión en sus mil años de existencia-, fue ya transformada en mezquita tras la conquista otomana de 1453, y así permaneció durante casi quinientos años, hasta que Kemal Ataturk, el fundador de la República y arquitecto del Estado turco, la transformó en museo como muestra de sus intenciones de modernización y occidentalización del país y de su pueblo. Santa Sofía ha poseído siempre, pues, un altísimo valor simbólico, mayor aún que el que le conceden sus abrumadores valores monumentales. El regreso a su condición de mezquita, que no seré yo quien critique, pues creo que el derecho y la historia avalan al Gobierno turco, es también, y así se ha comprendido, un inocultable reflejo del rumbo que no sólo Turquía, sino todo el mundo islámico, ha decidido adoptar desde hace décadas. Otra cosa es que en Occidente se quiera tomar nota de ello o se siga tonteando con la ilusión de necias alianzas de civilizaciones que a nada conducen.

La Unesco, convertida hoy en otro tentáculo del imperio de la corrección política, había definido en tiempos a Santa Sofía como "un poderoso símbolo" del diálogo interreligioso e intercultural. El mundo de hoy ha descartado, de hecho, ese diálogo. Sobran los ejercicios de melancolía. Nuestro tiempo, cada vez más débil y vulnerable, como un simple virus se ha encargado de hacer patente, se refugia en discursos fuertes que la propia impotencia de unos y otros priva de verdaderas consecuencias. Personalmente me molesta que la Iglesia siga presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades humilladas, perseguidas y asesinadas. A más, puestos a temer, yo no temo por el museo de Santa Sofía sino por el futuro de la catedral de Córdoba y hasta por el de San Pedro de Roma.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Se constituye una Comisión Jurídica Nacional para garantizar la Libertad de Educación

• Un experimentado grupo de profesionales del Derecho crea la Comisión Jurídica Nacional por la Libertad de Educación, con el fin de aunar esfuerzos en todo el territorio nacional en favor de la libertad de educación y coordinar el ejercicio de acciones legales en su defensa. • Esta Comisión Jurídica, de vocación eminentemente práctica, surge tras años de acciones legales en tribunales nacionales e internacionales de diferentes órdenes, defendiendo la Libertad de Educación

Por José Luis LafuenteLeer columna

BREVE  LEXICOGRAFÍA  SUI GENERIS          

ESPAÑA,  ESPAÑOL,  PANOLI…(Del diccionario particular de A. de Nebrigis- Molinero).

Por Juan J. RubioLeer columna

España, el español y los españoles

(Romance melancólico de tintes heroicos)

Por Juglar GasparLeer columna

Históricas concesiones

"No debes dar nunca la mano a alguien que pueda cogerte también el pie"(Interpretación libre del refranero)

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

   A PROPÓSITO   DE… ...

Pues sí.  A propósito de tres noticias aparecidas en distintos medios estos días, mi mente rebobinó hacia el pasado próximo y no tan cercano.

Por Juan J. RubioLeer columna

Cuando los héroes se mueren

Nuestros héroes, aquellos de cuyas aventuras, suertes y desgracias de toda clase tanto disfrutamos en nuestros años ya lejanos de cinéfilos apasionados, se fueron muriendo. Algunos, en sus películas, a pesar de enfrentarse a grandes peligros parecían inmortales: eran los buenos. Otros no, otros nos tenían acostumbrados a morirse y casi siempre de forma violenta: eran los malos. Pero tanto unos como otros se iban muriendo de verdad.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Y ahora...estado de alarma

Nada nuevo ciertamente pues en estado de alarma nos encontramos desde que el doctor Sánchez alcanzó el poder de una forma tan brillante y formó el gobierno más inútil e ignorante de toda la historia patria, gobierno además multitudinario con un desbarajuste de competencias que raya en lo "babélico", valga la expresión que vds. entenderán y que no me detengo a investigar si está  incluída o no, en el DLE.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

APROVECHAR LAS ENSEÑANZAS DEL PAPA

No debe dudarse que, depués de la visita a Francisco I, la benéfica influencia de las enseñanzas papales se manifestará en la actividad política del Presidente Sánchez 

Por José Luis LafuenteLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad V

Sin duda el virus chino tan versátil en sus ataques debió afectar al cerebro del señor Casado ya que en su actuación en las Cortes con motivo de la última moción de censura llevo a cabo las siguientes fazañas:

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Inepto, ineficaz, absurdo y ridículo… 

Así aparece a los ojos de un humilde aldeano, el conjunto de las personas que forman "no componen (más bien descomponen)-, el gobierno de la Nación española en "estado" de descomposición.

Por Juan J. RubioLeer columna

Oportunismo miserable

Una vez escrito mi parecer franco y espontáneo sobre el comportamiento de Casado en la moción de censura, leo en la prensa cantidad de opiniones de sesudos periodista y analistas políticos muy contrarias a las mías, alabando la postura del presidente del PP, exceptuando un atinadísimo artículo de Juan Carlo Girauta en ABC.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Cres qué se ha hecho trampa en las elecciones norteamericanas?

a) Si los demócratas nunca aceptaron su vixtoria
b) No es que el sistema alectoral americano es muy lento y complicado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo